¿Por Qué Cada Vez Más Colegios Utilizan Videojuegos En El Aula?

Desde la irrupción de los videojuegos en los años cincuenta del siglo pasado hasta la actualidad, el número de jugadores no ha parado de crecer años tras año.

Actualmente, más de 1.8 billones de personas en el mundo juegan a videojuegos. Y de ellos, el 35% lo hace a través del móvil. Es una cifra que deja patente la importancia de los videojuegos en la sociedad contemporánea.

Pero los videojuegos no sirven solo para entretener y divertir a los jugadores. El sector educativo ha sido uno de los primeros en utilizar las bondades de los videojuegos en pro de mejorar la calidad de la enseñanza.

La aplicación de los videojuegos en el aula era algo difícil de imaginar en los años 80. Las infraestructuras y los dispositivos tecnológicos existentes eran inasequibles y solo aquellos colegios con mayor presupuesto podían permitirse tener computadoras.

La tecnología es más accesible y asequible

Pero todo cambió de forma radical con la llegada de los ordenadores portátiles como el Chromebook o las tabletas. El programa Google para educación o Apple educación han permitido que los colegios puedan disponer de dispositivos en las aulas y con ellos, disponer de videojuegos.

Y, al mismo tiempo, además de la disponibilidad y asequibilidad de los dispositivos y de la tecnología actual, numerosos estudios recientes destacan las bondades de los videojuegos. Todo ello ha servido para que la comunidad educativa adopte los videojuegos como herramientas educativas.

Pero, ¿cuáles son las ventajas de los videojuegos en el aula?

Los alumnos colaboran entre ellos:

Los videojuegos permiten que los estudiantes interactúen y colaboren entre ellos para buscar una solución común y avanzar en el juego. Muchos profesores agrupan a los alumnos para jugar y debatir sobre las posibles soluciones a los problemas que se plantean en el juego.

Los alumnos aprenden jugando:

Desde el inicio de cualquier juego, el alumno debe ejecutar una serie de comandos para avanzar. Ese proceso cognitivo lleva consigo una serie de toma de decisiones que facilitan el aprendizaje y la memorización de los conceptos a los que el alumno está expuesto.

Los alumnos reciben feedback instantáneo de lo que están haciendo:

En todo juego, el alumno recibe la retroalimentación de lo que está haciendo. Si ejecuta una acción incorrecta, el alumno sabrá que debe encontrar otra solución y, por consiguiente, volverá a intentarlo de otra forma. El alumno es consciente de su progreso porque el juego en sí mismo plantea un progreso.

Los alumnos tienen la opción de repetir o volver a intentarlo cuando no se supera una fase, prueba o acción:

Este es un aspecto muy interesante de los videojuegos. Se permite fallar y se permite volver a intentarlo. El alumno, al recibir el feedback instantáneo en caso de error, replantea las acciones ejecutadas y busca alternativas para solventar el problema o reto.

Los alumnos permanecen más tiempo motivados porque los videojuegos plantean retos claros que pueden ser conseguidos:

Los objetivos planteados en los videojuegos suelen ser claros y alcanzables teniendo en cuenta el grado de experiencia del jugador. Los objetivos actúan como elementos motivacionales para el jugador.

Los alumnos viven una experiencia de inmersión donde la parte educativa está integrada en el contexto, sin parecer intrusiva:

Como explicamos en nuestro artículo Claves para motivar a los nativos digitales en el aula”, los videojuegos permiten crear experiencias que fomentan la motivación del estudiante. Experiencias que el estudiante no considera intrusivas. Intentar resolver una ecuación de matemáticas para salvar a un amigo o resolver un puzzle para pasar al nivel resulta más atractivo para los alumnos que hacerlo en un contexto aislado sin causa/relación.

¿Sirven todos los videojuegos para el aula?

Aunque muchos juegos comerciales como Minecraft se utilizan en el aula, lo cierto es que no todos los juegos son válidos. Siempre es importante que el profesorado evalúe el juego primero y establezca los objetivos educativos que se pretenden conseguir.

Los juegos pedagógicos por su parte están elaborados para el uso específico en el aula. Ruby Rei (ya lo puedes descargar gratis aquí), nuestro videojuego de aventura para aprender idiomas, ha sido elaborado por expertos lingüistas y desarrolladores de videojuegos teniendo presente en todo momento el uso del mismo en el aula. Además del juego, también disponemos de materiales complementarios que acompañan al juego para practicar y consolidar lo aprendido en el juego.

Escrito por Jonay Suárez, director de marketing.