Cómo Ser Pioneros En La Enseñanza De Idiomas Utilizando La Edtech

Cuando se trata de Edtech, resulta difícil no mirar hacia Estados Unidos para tomar referencias y vaticinar el futuro de la educación.

Por eso, el pasado enero estuvimos en FETC, la feria de educación y tecnología que se organiza cada año en Florida y que es una de las más importantes del mundo.

De todas las conversaciones que tuvimos cuando presentamos nuestra edición de Ruby Rei para colegios en FETC, había un tema que destacaba por encima de todos: la importancia de la Edtech en general y, específicamente, para aprender idiomas.

presentando-el-videojuego-para-aprender-idiomas-ruby-rei-edicion-escolar-en-la-feria-de-edtech-fetc

En Estados Unidos no es una sorpresa descubrir que la gran mayoría de los centros educativos y profesores utilizan o están muy familiarizados con las herramientas tecnológicas.

Ya en 1995, Steve Jobs mencionaba en una entrevista que Apple donaría un ordenador a cada colegio de Estados Unidos. Desde entonces, la implantación de la tecnología en los colegios no ha parado.

A día de hoy, Google, con sus Chromebooks, está presente en un 58% de los colegios Americanos (K-12). Le siguen Windows con un 22% y Apple, con su MacOS, con un 19%. Además, no debemos obviar el uso de tabletas en los centros educativos, siendo el iPad el más utilizado.

Nadie rechaza las bondades de la Edtech

En Estados Unidos, la implantación de la tecnología en los centros escolares es una realidad. Nadie rechaza las bondades de la Edtech. Los profesores reciben formación y colaboran con las empresas convirtiéndose en embajadores de marca en muchas ocasiones.

Nosotros, como creadores de recursos educativos y desarrollo de tecnología para enseñar idiomas, tenemos la obligación de crear materiales que cumplan las expectativas de los profesores y alumnos. Crear recursos que aporten valor y haga el aprendizaje más divertido y dinámico. Tenemos la obligación de seguir innovando para sacar el máximo partido a la tecnología existente.

Cómo ser pioneros en la enseñanza de idiomas utilizando la edtech:

      • Escuchando: los profesores y los alumnos son los que poseen la llave del futuro. Ellos, con sus necesidades, dificultades y retos, son los que determinan cómo será el futuro educativo. Nosotros, como desarrolladores de contenidos y videojuegos educativos, tenemos la obligación de conocer las necesidades y problemas de los docentes y alumnos para buscar soluciones que aporten soluciones reales.

 

      • Innovando continuamente: no basta con innovar una vez o en un aspecto, hay que innovar cada día. Buscar nuevas formas de mejorar la enseñanza. Innovar en tecnología, pero también en metodologías educativas. Las nuevas generaciones demandan una enseñanza que dista mucho del sistema educativo actual.

 

      • Aprendiendo: como desarrolladores, tenemos que seguir aprendiendo constantemente. Aprendiendo sobre las nuevas tendencias tecnológicas, sobre los nuevos métodos pedagógicos para enseñar idiomas y, sobre todo, aprender de los estudiantes y profesores. La retroalimentación debe ser continua.

 

      • Compartiendo: ya sea a través de conferencias, de grupos en redes sociales, de ebooks o artículos como este, compartir forma parte del proceso. Al compartir generamos diálogo, y el diálogo es la herramienta necesaria para entender la realidad del sector educativo.

 

    • Involucrando: cuando creamos nuestro videojuego para aprender inglés, Ruby Rei: School Edition, contamos con la ayuda de expertos del sector educativo de Estados Unidos. Esto nos permitió tener un mayor conocimiento del mercado y de los dificultades a las que se enfrentan los profesores a diario. Sin esta involucración, hubiese sido más difícil crear una solución que de verdad fuera útil para los alumnos.

Sabemos que la Edtech es la revolución del sector educativo. Y no solo en países como Estados Unidos están disfrutando de las ventajas en el rendimiento escolar, sino también en los países nórdicos. Y cuanto más países integren la Edtech, mejores serán los recursos disponibles ya que los desarrolladores tendremos más información y conoceremos mejor las necesidades del sector.

Escrito por Jonay Suárez, director de marketing en Wibbu.