Cómo Aprender Idiomas Por Tu Cuenta

Escrito por Jonay Suárez, director de Marketing en Wibbu.

Acaba con eso. ¿A qué esperas? Otros ya lo han hecho. Y ellos no son mejor que tú. Las excusas solo valen para seguir en la situación actual.

¿De verdad quieres aprender un idioma para conseguir un trabajo o viajar?

Acaba con las excusas entonces. Cada excusa tiene una respuesta. Y la respuesta que te sugerimos hoy funciona con muchas excusas.

¿Quieres aprender inglés pero las academias son muy caras? Estudia por tu cuenta.
¿El horario de las clases no te viene bien? Estudia por tu cuenta.
¿No se te dan los libros y no entiendes la gramática? Estudia por tu cuenta.

Buscar soluciones, ser autodidacta

Matt, nuestro desarrollador de videojuegos, vio que en la universidad todo iba muy lento, que lo que aprendía no era útil. ¿Qué hizo? Dejó la universidad y estudió programación por su cuenta.

Pero Matt no es el único que aprendió de forma autodidacta. Jimi Hendrix, uno de los mejores guitarristas del mundo, aprendió a tocar la guitarra por su cuenta. Walt Disney aprendió a dibujar por su cuenta también.

El arte de estudiar por tu cuenta

Todas las personas pueden estudiar por su cuenta. De hecho, tú ya lo has hecho muchas veces. Incluso lo estás haciendo ahora. ¿Por qué has leído o escuchado las noticias esta semana? ¿Por qué buscaste información de tu grupo favorito o esa película de estreno? ¿Por qué estás leyendo este artículo?

Sí, es porque tienes un interés por algo en este momento. Algo que crees importante ahora. Algo que necesitas saber ya.

Y esa misma estrategia la puedes aplicar para aprender idiomas.

¿Cómo?

Activa el modo ‘cómo se dice esto en…’

Un idioma no se estudia, un idioma se vive. Y para ello hay que tenerlo presente en todo momento. Aprovechar las ocasiones para añadir nuevas palabras o expresiones. ¿Cómo se hace esto? Activando el modo “cómo se diría esto en…”. ¿Estás en un restaurante y pides la cuenta? Busca cómo se diría eso en otro idioma. ¿Utilizas mucho una expresión? Busca cómo se diría. Y así con todo.

Conecta tus aficiones con el aprendizaje de un idioma

Si te apasiona el diseño, la fotografía, las mascotas, el fitness, etc., prueba a buscar información sobre ello en el idioma que quieres aprender. Seguro que encuentras cosas que no sabías a la vez que aprendes un nuevo idioma.

Escucha música y ve películas en otro idioma

No pasa nada si no entiendes la mayoría de las cosas. Al principio es así. Busca el significado de las letras de las canciones que te gustan en inglés y activa los subtítulos en tu idioma. Sobre todo, sé paciente. Con el tiempo verás que muchas expresiones y palabras se repiten.

También puedes ver tus películas o series favoritas en otro idioma. Como ya sabes de qué van, te centrarás más en el idioma y menos en lo que está pasando.

Juega a videojuegos en otros idiomas

Cuando juegas a un buen videojuego te olvidas del resto del mundo. Te sumerges en una aventura. Tienes un desafío, un reto. Sabes que tienes que hacerlo bien si quieres ganar. Y todos tus sentidos se activan para ayudarte en esta tarea.

Por eso, si juegas en otro idioma, tu cerebro intentará asimilar toda la información que le llega. Y cuando no entiendas algo, tendrás que buscarlo para avanzar. Le darás un sentido práctico a lo aprendido.

Estos son algunos ejemplos que puedes aplicar hoy mismo. No necesitas tiempo extra. No necesitas cambiar tu estilo de vida. No hay excusas que valgan. Empieza hoy mismo. ¡Empieza ya! Por cierto, ¿cómo se diría eso en inglés?