9 Preguntas Para Marc, Nuestro Programador De Videojuegos

Marc, ¡bienvenido a bordo! De la tranquila y soleada Barcelona a la vibrante y enérgica Londres, ¿por qué decidiste venir a Londres?

Quería un cambio en la vida, ya que después de 10 años viviendo en Barcelona sentía que mi etapa allí había llegado a su fin. Por eso empecé a enviar currículums y a buscar buenas empresas de videojuegos por toda Europa.

¿Cuándo decidiste que te querías dedicar al desarrollo de los videojuegos y por qué?

He jugado a videojuegos desde pequeño, pero en esa época solamente era un entretenimiento. No pensaba que me iba a dedicar a eso hasta los 18 años, cuando tomé una decisión de empezar la carrera universitaria de ingeniería multimedia. Un grado parecido a la informática pero con un enfoque más al desarrollo del software.

 

‘Los videojuegos son un arte, como lo es el cine, una novela o un cuadro’.

 

 

¿Qué tres cualidades crees que debe tener un desarrollador de videojuegos?

Para desarrollar videojuegos hay que ser constante y trabajador, siempre queriendo aprender cosas y técnicas nuevas. Es muy importante ser curioso y perspicaz, preguntar sobre el por qué de las cosas (ya sean de videojuegos o no), porque cuando se desarrolla un videojuego, y especialmente la parte de programación, no hay ninguna guía que diga cómo hay que hacerlo. Cada videojuego es un mundo y cada bug se soluciona de una forma distinta. Finalmente, hay que tener resiliencia y fortaleza mental para afrontar los retos que vayan surgiendo.

Muchas personas creen que los videojuegos son una pérdida de tiempo, ¿qué opinas de esto? ¿Qué papel crees que juegan los videojuegos en la cultura moderna?

Los videojuegos son un arte, como lo es el cine, una novela o un cuadro. Todos nos cuentan una historia y a la vez entretienen al usuario. Sin embargo, el videojuego tiene algo que me gusta mucho, algo especial que se diferencia del resto, la interacción. Es decir, el poder interactuar con el mundo inventado y cambiar la historia que se cuenta. Es por eso que el videojuego está en alza, ya que con lo rápido que avanza la tecnología dentro de muy poco tiempo será posible entrar dentro de mundos imaginarios tan reales como la vida misma y vivir historias como si de verdad estuvieras allí.

Marc-desarrollador-del-juego-de-wibbu-

Sabemos que tú juegas bastante a videojuegos y que, incluso, en tu tiempo libre creas videojuegos para ti. ¿A qué tipo de videojuegos sueles jugar y cuál es el mejor videojuego para ti?

Cuando era pequeño, intentaba jugar a todos los videojuegos, tenía curiosidad en saber cómo era el control en este juego o qué podías hacer en este otro. A medida que pasaban los años iba teniendo menos tiempo para esto, así que tuve que renunciar a jugar a todo y jugar a los que realmente me gustaban.

En general, me gustan todo tipo de juegos, pero en especial me suelo centrar en los RPG y estrategia. Me gustan mucho los juegos en los que hay un progreso y el personaje crece, empezar un juego con un personaje débil y tener un personaje muy poderoso al final de la historia.
Para mí, el mejor juego que he jugado, y al que más horas he dedicado ha sido y será siendo StarCraft II, un juego que combina estrategia y habilidad mental.

¿Qué es lo que te atrajo de Wibbu para que decidieras dejar tu trabajo en Barcelona?

Quería aprender cosas nuevas, afrontar nuevos retos, no solamente profesionalmente sino a nivel personal. Poder participar en el desarrollo de un juego como Ruby Rei. Un juego que cuenta una historia y ayuda al usuario a aprender dos de los idiomas más hablados en el planeta. Y, si a eso sumamos el excelente ambiente en el trabajo y la variedad cultural en el grupo para aprender nuevas cosas, todo esto fue lo que me hizo venir a Londres.

 

‘Hablar dos de las lenguas más importantes del mundo te abre puertas y haces cosas que, si no hablaras esos idiomas, darías un paso atrás y no te atreverías a hacer’.

 

¿Y qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Me gustan los retos, poder superarme cada vez más. Además siempre me ha entusiasmado participar en un proyecto en el que la gente no solamente tendrá un buen rato jugando sino que también aprenderá valores y nuevos idiomas. Es algo que siempre me ha parecido increíble. Y lo más importante es tener feedback de los usuarios, aprender e intentar mejorar de los errores para que en el siguiente proyecto puedas aportar más como desarrollador.

¡Wow, ahora entendemos porque te encanta tu trabajo! Como desarrollador de juegos, ¿cuál es el mayor reto que tienes ahora mismo en Wibbu?

Mi trabajo es hacer realidad la visión que tiene el diseñador de Ruby Rei, hacer que un personaje se mueva como se debe mover o establecer toda la lógica que pueda tener un videojuego como por ejemplo, cuando el jugador presiona esta palanca que esta otra puerta se abra.

Mi mayor reto ahora en Wibbu es tener una base en la que se pueda hacer niveles de la forma más rapida posible y sin fallos.

Y ya para acabar, tú hablas inglés, castellano y catalán. ¿Qué papel juegan los idiomas para ti en tu vida?

Aprender nuevos idiomas siempre aporta cosas buenas. En mi caso, viví tres años en Nueva York cuando era pequeño y la verdad es que la mayoría de inglés que sé lo aprendí de allí. Me ayudó mucho, no solamente en la escuela sino también a la hora de poder comunicarme con otras personas del mundo. Y es que hablar dos de las lenguas más importantes del mundo te abre puertas y haces cosas que, si no hablaras esos idiomas, darías un paso atrás y no te atreverías a hacer.

Escrito por Jonay Suárez, director de Marketing en Wibbu.